Evita sanciones por incumplimiento del registro horario obligatorio gracias a CheckingPlan

Inspección de Trabajo ha detectado cerca de 9.000 irregularidades en el registro horario obligatorio en varias empresas españolas. Tras más de dos años de vigencia del real decreto-ley 8/20/2019 del Estatuto de los Trabajadores, dentro del bloque Medidas de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, que implementa el registro horario como obligatorio a todas las empresa, tengan el tamaño que tengan, e incluso autónomos,  Inspección ha impuesto sanciones que superan los 16 millones de euros por irregularidades en los fichajes laborales.

Esta normativa, también se instauró como obligatoria en la modalidad de trabajo remoto, cuando hace ya más de un año que el teletrabajo irrumpió forzosamente en nuestras vidas. En definitiva, la nueva directriz hizo necesario el desarrollo de métodos que tuviesen en cuenta dónde se realiza la actividad laboral, y sirvieran tanto para aquellos empleados que permanecen en puntos fijos, como para los que deben realizar desplazamientos. 

 

¿Cuáles son las sanciones por incumplimiento de registro horario?

 

Las sanciones por incumplimiento de horario de trabajo son un hecho. No cumplir con la normativa de registro horario obligatorio supone una infracción grave que oscila entre los 625 euros en su grado mínimo, en el caso de que las empresas no hayan informado de la obligatoriedad a sus empleados y no pongan a su disposición los informes de registro de su jornada laboral. En los casos más graves, las multas alcanzan los 6.250 euros, cuando la empresa no paga las horas extra o existen irregularidades en el control horario, e incluso sanción por no tener registro de jornada

 

Cómo rellenar el registro de jornada

 

En el caso que un trabajador no realice correctamente su registro de la jornada laboral, la responsabilidad ante una inspección de trabajo será de la empresa. Por tanto, es la propia empresa la que deberá estar al tanto de que sus empleados realicen el registro horario, y sobre todo, si lo están realizando correctamente y según la ley. 

Cabe recordar que la normativa de registro de horas trabajadas, es aplicable a toda la plantilla, incluido comerciales, empleados temporales, y en general aquellos trabajadores que no presten sus servicios en el centro de trabajo.

 

  • El registro horario, debe comenzar al inicio de la jornada laboral inscribiendo la entrada en los ficheros, y finalizar junto a la propia jornada indicando esta vez un fichaje de salida. 

 

  • Las pausas realizadas a lo largo del horario laboral, tanto obligatorias como voluntarias, también se deben indicar. 

 

  • La empresa debe realizar un cómputo total mensual de las horas ordinarias y extraordinarias, enviar una copia al trabajador junto a su nómina y conservar el registro durante al menos 4 años. 

 

Además, el formato desde donde se llevará a cabo el registro horario, deben cumplir ciertos requisitos: Fiable, inmodificable y no manipulable, respetar la ley de protección de datos que protege la intimidad de los trabajadores y ser accesible a los mismos, a sus representantes legales y a la Inspección de Trabajo en caso de que estos lo soliciten. 

 

Soluciones de CheckingPlan para el registro de jornada presencial y remoto

 

Además de la normativa de registro horario obligatorio, la pandemia causada por la Covid-19 ha marcado un antes y un después en la manera de trabajar, planteando múltiples desafíos a las empresas. Desde CheckingPlan se han desarrollado diferentes herramientas para el control y registro de la jornada laboral

Para llevar a cabo el registro hay múltiples métodos que se adaptan a las necesidades del registro de jornada presencial y remoto:

 

Dispositivos para el registro horario presencial

 

Uno de los métodos más utilizados para el fichaje son las aplicaciones móviles ya que se adaptan a situaciones diversas por su flexibilidad. Los registros biométricos como el fichaje por huella dactilar en dispositivos como relojes de presencia, eran uno de los métodos más empleados por su fiabilidad, pero ante la situación de pandemia y la distancia social, no son los más recomendables.

 

 

Para garantizar espacios laborales seguros, optar por los dispositivos Contactless para el registro de la jornada es una de las opciones más recomendables para las empresas ya que permiten el fichaje sin contacto físico. Además, pueden implementarse en el espacio de trabajo habitual, en múltiples localizaciones o en el exterior y para un uso individual o colectivo. En este sentido la línea SIGN iFace es una de los últimos lanzamientos de CheckingPlan y que gracias a sus algoritmos de reconocimiento facial, permiten la identificación del trabajador a la vez que comprueba si este lleva mascarilla y su temperatura. 

 

Dispositivos para el registro horario en remoto

 

Para llevar a cabo el registro horario de los teletrabajadores, es necesario contar con un sistema de control telemático para el fichaje de la jornada facilitado por la empresa. Gracias al Portal del Empleado de CheckingPlan, es posible controlar y gestionar de manera efectiva los fichajes de los empleados, sea el tipo de empresa que sea, ya que se adapta a sus necesidades y particularidades. Incluso en el contexto del trabajo en remoto, puesto que, sin hardware adicional, el portal convierte cualquier dispositivo conectado a Internet en un reloj laboral. 

El sistema es muy sencillo. El empleado accede a la web e introduce su nombre y contraseña y con un simple clic realiza el fichaje de entrada y posteriormente el de salida para que quede registrado en el sistema.

 

 


Gracias a los dispositivos de CheckingPlan, es posible controlar y gestionar de manera efectiva los fichajes de los empleados, sea el tipo de empresa que sea, ya que se adapta a sus necesidades y particularidades.